lunes, 28 de noviembre de 2011

notas

No pudimos arraigarnos
volanteaban desde  la ventana
cuando  impelieron
cortinas bajadas al viento
rachean  más allá del rostro
que tuvimos hace tiempo
(tachones)
celos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un paseo por mi alma

Pensantes que no se ven porque la rareza de verlos provocaría un estallido de animadversión.