martes, 6 de diciembre de 2011

del diario



La voz de Olga Orozco esta mañana mientras me duchaba, era como si estuviese viva;  y la mía, la voz de hace quince años, era como si estuviese muerta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada