lunes, 19 de diciembre de 2011

Ella

Ella quería ocupar ese espacio, pero ese espacio es in-habitable.
Debería saberlo.

2 comentarios:

  1. Siempre fueron inhabitables los lugares del deseo;
    habitables son las confortables ciudades de la desesperanza.

    ResponderEliminar
  2. Puede que exista el tiempo sin deseo o un espacio
    esparcido
    en el vacío mas profundo...

    ResponderEliminar