domingo, 5 de febrero de 2012

Espejos




El texto que quiero escribir se va  conformando. Ayer, en la exposición de Lee Friedlander,   se me  ocurrió comenzar  con una foto. Me gustaron mucho sus fotografías de espejos retrovisores. El espejo retrovisor recoge un aspecto del paisaje panorámico que encuadra y realza  el otro punto,  subrayando el fragmento. Es una partición de  la línea recta, lo que   significa que el espejo puede recoger la  esencia del paisaje y éste es  devuelto en un pequeño marco que acentúa toda su grandeza. Se trata de un punto de vista que anula  el horizonte rectilíneo.

4 comentarios:

  1. Muy interesante tu observación sobre los espejos retrovisores, que concentran el paisaje en un pequeño marco. Con ellos la vista se convierte en un sentido circular, como el sentido del tacto en los pulpos. Sencillo invento de ortopedia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sñi, la calle está llena de signos que nos desvelan preguntas y respuestas, a veces es un merojuego.

      Eliminar
  2. Amiga poeta, los espejos sirven para desamordazarnos y las fotografias para autoencontrarnos en todos los vertices del alma que el ayer fragmentó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También se trata de encontrar encuadres distintos y verlos como pensamientos aislados de la coraza de nuestra personalidad...

      Eliminar