martes, 5 de junio de 2012

Karma




La culpa como karma –inefable arrogancia del ser humano-: las infamias de su alma son castigadas  en los animales que va habitando.
¿Cómo se atreve a castigar con su alma a los animales? ¿Acaso éstos la invitaron?¿Puede gustarles verse degradados por ella? No quieren al alma humana, la aborrecen, les resulta demasiado hinchada y fea. Prefieren su agraciada pobreza y también prefieren ser devorados por su semejantes mucho más que por seres humanos.

E. Canetti

No hay comentarios:

Publicar un comentario