martes, 9 de julio de 2013

Paseos barceloneses

La salida del sol hace que la gente salga a la calle, como siempre;  si el sol no saliese cada día posiblemente veríamos menos transeúntes. Que el sol salga no es una verdad, es una manera de nombrar un hecho que sucede sin necesidad de que nadie esté presente. Que salga el sol no es asunto humano ni divino. Los niños gritan, los adultos andan ensimismados en sus Smartphones. Observo que cada vez hay más personas acompañadas por un perro o dos perros, no creo que los perros se sientan acompañados. Ellos territorializan los pasos que dan sus dueños y ensucian la ya sucia y maloliente ciudad. En realidad todos ensuciamos la maloliente ciudad cuyas venas internas llenas de ratas palpitan de vida,  aunque el sol no entre nunca. Vida maloliente llena de resonancias metafóricas. Quienes caminan con su perro al lado no devienen animal. Son inofensivos los jóvenes de rudo aspecto empujados por su pitbull de dentadura perfecta. En realidad están en un estadio edípico. Les falta algo, no han logrado salir de la manada de hombres-mujeres acompañando o siendo acompañados por el perro. Papá y mamá estan presentes en el paseo perruno. No está presente el animal, ni el ladrido que remite a la manada, sino el dócil gruñido del animal que deviene amo. Me sorprende la soledad de esta ciudad, sus cimas más altas entre quienes esperan que el perro terminé de hacer "pipí" ante la mirada estupefacta del portero de la finca. Parece contagioso. Al sentirse tan acompañados la barrera de la soledad se salta sin especulación alguna. De una cosa a otra. El sol sale y se pone. La luna tiene cuatro fases. El mar en verano se llena de gente. En un país cercano está a punto de estallar una guerra civil. En otro, arruinan a sus habitantes. Otro país dice que es más importante nacer "ahí" que otra cosa. En el ahí se pone énfasis. Los perros ladran sin énfasis. Vamos muriendo y naciendo. 






Foto: Barcelona desde el MNAC, en Montjuic.

5 comentarios:

  1. No sé si voy hacerme entender, pero para mí,de tal como lo que has escrito es "Yanomámico" -aunque no exista como palabra literaría-.
    Saludos,
    anna

    "Había una vez una gente que creyó que era la sangre de la luna..."

    http://www.youtube.com/watch?v=ux-al9zHCn8

    ResponderEliminar
  2. En cambio nuestra civilización sin un no-devenir, sin al menos una relativa profundidad y vinculación con relación a su entorno, logra cada vez más que sus espectáculos puedan dar lugar a ser así de bochornoso.
    saludos,
    anna

    http://www.youtube.com/watch?v=OLM6yXQP-G0

    pd. disculpas por alguna falta de ortografía

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. De nada. Quería corregir que "nuestra civilización cada vez es un no-devenir", por ejemplo, los Yanomamis si devienen animal, de ahí lo "yanománico" que me ha parecido de este post tuyo en sentido inverso de nuestra cultura occidental.
      anna

      Eliminar
  4. Cuánta soledad (no elegida)del desamor hay en las personas para preferir la compañía de un perro a otro humano? Siguen investigando las causas químicas y la "sanación": oxitocina. Es el inconsciente huérfano?..a saber

    ResponderEliminar