lunes, 16 de septiembre de 2013

Jules Supervielle (sueño)

De tanto soñar, no sé si durante los segundos que separan el rastro del sueño del despertar consciente, me perdí en algún libro. Como dijo Supervielle, "La poesía me llega de un sueño, en estado siempre latente, sueño que yo dirijo, salvo en los días de inspiración, en los cuales él mismo se dirige". La poesía no llega rimada, ni en cifras aleatorias, llega secuenciada. Ahora aquí, después allí. Las secuencias son intensas. Almacenan interpretaciones de todo aquello que no se puede explicar con palabras. Por ejemplo: ¿mañana?


4 comentarios: