viernes, 13 de junio de 2014

del diario







Ah, qué domingo. Leo,  cocino,  observo mi casa  por dentro,  pienso en ese porvenir oficinesco y me sostengo en la esperanza de volver a irme de nuevo, pero  el merodeo no es ya repetitivo.  Abro una maleta de hace tiempo y veo una factura del  Hotel Amucan  en la ciudad  de Neuquén.Me llama la atención el  elevado gasto  del teléfono.¿A quién llamé?

2 comentarios:

  1. ¿y a dónde van ahora mismo estos cuerpos que no puedo nunca dejar de alumbrar? acaso nunca vuelven a ser algo...(canción de Silvio Rodríguez)

    ResponderEliminar