martes, 29 de abril de 2014

Cumpleaños

Abro el grifo para limpiar la ensalada y los rábanos, pienso en el momento de aparcar en Marsella, cerca del puerto. Vi un par de marroquíes ante su tienda,  y edificios altos, oscuros. Ahora sé que me iré de este apartamento y que de tanto en tanto echaré de menos esta vida. Pero el cambio te abre la mente y el cuerpo y se vive en la dirección que instaura. Podría quedarme aquí dando saltos de goce, entre el amasijo de herrumbre del pasado que convoca estar en un mismo lugar durante mucho tiempo. Los objetos cierran ventanas. Aquel perrito de porcelana se fue a la basura, y la giralda en miniatura la dejé sobre un banco de madera yendo hacia el metro. Me unto una crema anti-edad que regalaba el dominical -un sobre pegado a una de las páginas de la casa Dior-. El capitalismo se mete en las páginas que ojeas. Arrancas el sobrecito y te untas la crema. El olor no te gusta. Tiras a la basura el sobrecito
y te lavas las manos para quitarte el olor.

(28 enero 2014) 

viernes, 11 de abril de 2014

Desasosiego



Unos gobiernan el mundo, otros son del mundo. Entre un millonario americano, con bienes en Inglaterra o Suiza, y el jefe Socialista de la aldea no hay diferencias de calidad, sino de cantidad. Abajo [...] de éstos, nosotros, los amorfos, el dramaturgo inadvertido William Shakespeare, el maestro de escuela John Milton, el vagabundo Dante Alighieri, el mozo de cuerda que me hizo ayer el recado, el barbero que me cuenta chistes, el camarero que acaba de hacerme la fraternidad de desearme esa mejoría, porque sólo me he bebido la mitad del vino.









trad. Ángel Crespo
Livro do desassossego
Foto: en el café Martinho (Lisboa)