domingo, 29 de marzo de 2015

Flores mías que nunca las he visto (Song Kiwon)



Flor de melocotón japonés

Una mujer, en edad prematura para ser madre
da a luz a un hijo sin padre.
Hijo y madre pierden el conocimiento.
Durante tres o cuatro años deambulan por aldeas desconocidas
y hoy se han acurrucado bajo un muro de sol
y ella le da de mamar a una sucia muñeca.
El calor del tenue rayo de luz de febrero cubre a la madre
en la rama del árbol de melocotón japonés que traspasa el muro,
y, como por casualidad,
brotan ahora unas cuantas flores.



(Trad. Kim Un Kyung / Revisión: Oliverio Coelho)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

del diario (Buenos Aires)

Espero el bus 106 hasta la plaza San Martín, es domingo, hay poca gente en las calles. En la parada una mujer baldea la acera obsesivamen...