domingo, 29 de marzo de 2015

Flores mías que nunca las he visto (Song Kiwon)



Flor de melocotón japonés

Una mujer, en edad prematura para ser madre
da a luz a un hijo sin padre.
Hijo y madre pierden el conocimiento.
Durante tres o cuatro años deambulan por aldeas desconocidas
y hoy se han acurrucado bajo un muro de sol
y ella le da de mamar a una sucia muñeca.
El calor del tenue rayo de luz de febrero cubre a la madre
en la rama del árbol de melocotón japonés que traspasa el muro,
y, como por casualidad,
brotan ahora unas cuantas flores.



(Trad. Kim Un Kyung / Revisión: Oliverio Coelho)

No hay comentarios:

Publicar un comentario