lunes, 17 de agosto de 2015

Juana Bignozzi, dos poemas

lo vi comprando reproducciones de Renoir
a una edad en la que yo aún no había salido
de la niña de las cerezas en el almanaque de la cocina
cuando ya en la muerte para nada sirve el entendimiento
tantos años después supe que era un desamparado
cuando lo vi comprando esa lámina de la mujer del sombrero.






2
Otra vez nos vi caminando por ese lugar que nunca conoceremos
había libros sucios y viejos y manchados por el suelo
con el nombre de la gente de toda nuestra vida y con mi nombre
y otra vez caminábamos felices tratando de no mancharnos
por ese lugar que tanto conocimos sin saber donde está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario