Jorge Spíndola (poema)



 los dos zapatos en el aire



una mía amiga dice
que es difícil ser poeta
que es un peligro andar
mostrando las costillas por la calle
o en un libro
yo le digo que no   que no es difícil
más jodido es ser acróbata
o albañil en las alturas

no es difícil escribir
lo difícil es no caerse para arriba
o para abajo

que eso fue lo que le pasó al finado justo cárdenas
por ejemplo él llegaba en pedo a la obra
y se ponía a revocar con un pie afuera del andamio
hacía equilibrio
y un día se ve que se olvidó
y apoyó los dos zapatos en el aire

el resto ya se sabe
justo está enterrado dos metros bajo tierra
y sus hijas dicen que justo está en el cielo

no es difícil ser poeta
(yo escribo palabras al borde del andamio)


Comentarios