Buscar este blog

martes, 14 de febrero de 2017

Melisa Bendersky (un poema)





 

Melissa Bendersky

Por la rebelión

No te depiles. No te afeites.
Sé una mujer peluda, suave.

No te tiñas el pelo, no tapes tus canas.
No te pases la planchita,  no temas al frizz, no hace nada.
Sé una persona con cabeza.

No escondas tus tetas, no las encorsetes, no las encorpiñes
salvo por prevención a la violencia o el dolor.
Sé mamífera, de tus tetas viene el alimento que perpetuará a la especie.

No uses zapatos con los que no puedas correr el colectivo
o que te lastimen, te cansen, te incomoden.
Sé una mujer descalza antes que engrillada por tu propio calzado.

No te calles. Si a la audiencia no le gusta saberte crítica, divertida, cuestionadora, locuaz, buscá otros interlocutores.
Sé una mujer que piensa. Y no tengas reparos en mostrarlo.

No te maquilles. Distorsionar tus rasgos verdaderos
de acuerdo a pautas fijas de belleza no te hace hermosa.
Un clown también usa maquillaje.
Sé una mujer con cara de mujer.



Melissa Bendersky: Nació en Bariloche, Patagonia argentina, en 1975. Tiene dos hijos. Es periodista, escribe poesía y cuentos cortos. También se tienta con la literatura infantil.