sábado, 21 de abril de 2018

Poema de Teresa Arijón





Si fuera hombre usaría
la navaja de mi abuelo para afeitarme-
rozaría lentamente el hueco del mentón,
trazaría los ángulos del rostro con precisión de esteta.
Ha de ser un magnífico ejercicio de conciencia y de pulso
mirarse cada día al espejo,
navaja en mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un paseo por mi alma

Pensantes que no se ven porque la rareza de verlos provocaría un estallido de animadversión.