domingo, 27 de mayo de 2018

del diario (Buenos Aires)


Espero el bus 106 hasta la plaza San Martín, es domingo, hay poca gente en las calles. En la parada una mujer baldea la acera obsesivamente, repasa los bordes del receptáculo que hace la función de jardinera de donde emerge un pequeño árbol lleno de hojas, parece un arbusto, lo riega con cariño y no mira a nadie. Justo al lado de su casa en la planta baja de un alto edificio. En el bus siempre me encuentro con alguien que duerme, hoy es una familia de tres miembros, de tanto en tanto,  alguno levanta la cabeza sobresaltado por los frenazos bruscos. En la calle Florida los vendedores de cambio: cambio, cambio, vocean. El dólar ha vuelto a subir respecto al peso. Personas sobre cartones durmiendo, tapados los rostros, hasta la calle corrientes se ven algunos luego más, comienza a llover y no se mueven pues están bajo soportales, hay algunas parejas acostadas juntas, la calzada de la calle Corrientes con las lápidas conmemorativas de estrellas de cine y de la canción.
Unos jóvenes fuman y llega un olor fuerte, como a goma quemada, hay pocos turistas, son las 10 de la mañana. Apresuro el paso para tomar un café. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alejandra Pizarnik y su tumba en La Tablada, Buenos Aires

Para llegar a la Tablada, población situada en el distrito de la Matanza, al oeste de Buenos Aires, hay que tomar dos autobuses y...