Ir al contenido principal

Entradas

René Char

Bebedora  Por qué seguir entregando las palabras del propio porvenir ahora que toda palabra hacia lo alto es boca ladradora de cohete, ahora que el corazón de cuanto respira es caída hedionda? Para que puedas exclamar en un soplo: «¿De dónde vienes, bebedora, hermana con las uñas quemadas? ¿ Y a quién satisfaces? Nunca hallaste albergue entre tus espigas. Mi guadaña lo jura. No te denunciaré, yo te precedo.»

Traducción Jorge Riechmann
Entradas recientes

Lo de ella

Lo de ella, no vientre, dejadme olivos, trenes, cerillas de encender los intangibles cigarrillos.
(Icaria, Lo de ella, 2003)

Chantal Maillard. La compasión difícil

Rasgando el Velo de Maya
Aunque aparezca pocas veces, la voz de la niña que fue la autora, en “La compasión difícil” Chantal Maillard parece ofrecernos su mirada desde el internado belga donde pasó parte de la infancia, para adentrarnos en esta nueva propuesta que no deja indiferente. La niña siente que todo lo que mira no le afecta, como si lo viese a través de una pantalla, por lo que se sitúa en el margen. La cualidad de saltar de la escena para que no nos provoque más dolor del necesario. Si no estamos dentro del suceso adquirimos una ventaja como espectadores que nos lleva a disfrutar de la ficción para satisfacer cierta curiosidad morbosa. Vivir no es un don, nos dice y recuerda constantemente. Nada de filosofías blandas que ayuden a soportar la existencia, y mucho menos aferrarse a una creencia. Las creencias debilitan. Es el hambre lo que mueve al ser humano. No es la primera vez tampoco que nos lo recuerda. “El hambre es el combustible; la muerte, la semilla. El mundo es la pe…

fragmento de una entrevista sobre poesía

(de una entrevista)
“Yo no dirijo mis poemas a nadie. Mis poemas están pensados para la poesía; es la poesía lo que yo amo, el destino de mi escritura (algo así).La poesía es el objeto de mis desvelos” . La poeta comienza a leer un poema y dice algo así como:“Ella se ha introducido como una hiedra”, por lo que debo entender que se ha introducido una hiedra en ella. La metáfora de que la poesía se introduce, sin aclarar cómo se introduce la poesía, como si se introdujese el mundo, me hace pensar en que algo falla. El poema termina con una confesión muy personal acerca del placer que le produce el sufrimiento, y la autora delpoema no se separa del yo ni instante, como si escribir poesía, por sí misma, fuese un valor, como si para escribir poesía no hiciese falta otra cosa que decir: poesía, como quién dice Pepe o Beatriz. Solo basta nombrar la palabra mágica: poesía,para que el poema pierda todo el sentido,puesto que la poesía debería hallarse en el texto sin nombrarla. El sujeto es algo …

Lorine Niedecker

Dice mi hombre que el viento sopla,
vamos de pesca, él no tiene suerte,
yo pesco una docena, él se resiente,
yo miro al este y el viento me da en la boca,
y él dale que dale con el sur que sopla.

(Trad, Natalia Carbajosa)

Graciela Cros

Genealogía*
Mi hija escribió que yo nací de un huevo en el río y por eso soy un pez.
Para mi padre era un caracol entonces debo ser lo que él creía porque el huevo vino de él.
Sin embargo mi hija dice que también fui yegua y que siéndolo parí un hijo de algodón y a otro que está loco y lejos.

(Graciela me contó que cuando se estableció en Bariloche en los años setenta con su compañero en la calle donde vivían estaban ellos que eran poetas y unas vecinas también poetas, después de bastante tiempo la Municipalidad acordó poner a aquella calle el nombre de Poetas)

Desamor (poema)

Desamor
Me parte. Que no me olvide si me partiera más dentro de unas veladas cuando cuaja la risa y es porvenir casi todo.
C.García